¡Hola!

Ayer se emitió el cuarto capítulo de esta séptima temporada de Juego de Tronos, titulado The spoils of war (Los botines de guerra).

Este capítulo ya se había filtrado días antes de su emisión, debido a un hackeo que sufrió HBO. Pero sin duda, era mejor verlo después de su emisión, en óptima calidad, para no perder detalle.

Y es que ha tenido de todo: reencuentros, batalla, buenos diálogos…

Atentos, que el próximo capítulo, el 7×05 lleva por título Eastwatch (GuardiaOriente). Así que podemos hacernos una idea de dónde tendrá lugar la acción y que seguramente habrá aparición del Rey de la Noche…Esto no hace más que mejorar…

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿Os ha gustado? Dejadme vuestros comentarios y no sigáis leyendo si no queréis saber más…

Empezamos el capítulo haciendo honor a su título, viendo a Jaime recoger el codiciado “botín de guerra”, que no es otro que el oro de los Tyrrell. Bronn (que teníamos muy abandonado desde hace ya un par de temporadas) acompaña a Jaime y se queja porque quiere un gran castillo para él. Deja claro que el oro que lleva será para el Banco del Hierro (ya tenemos un representante del Banco en Desembarco, negociando con Cersei). Vemos también que los Tarly se han encargado de recoger todo el grano del Dominio y llevarlo en carretas (suponemos que para Desembarco del Rey, para afrontar el invierno). Lo que queda pendiente debe salir cuanto antes, y para ello, deberán hostigar a los campesinos. Parece mentira que Sam provenga de esta familia…

En Desembarco, el representante del Banco del Hierro, Tycho Nestoris se asombra de que Cersei haya podido reunir el dinero par pagar la deuda (las noticias del triunfo de Jaime vuelan).

Así pues, Cersei necesitará pedir otro préstamo para continuar la guerra. Y según deja entrever este hombre, el Banco de Hierro aceptará darle el dinero…pero cuando tenga toda la deuda cubierta. Atención: Cersei menciona que tiene previsto contratar a la Compañía Dorada, a través de Qyburn. La Compañía Dorada aparece en los libros y son un grupo de mercenarios (similar a los Segundos Hijos, donde estaba Daario Naharis). Esto se pone interesante…

En Invernalia, Meñique le da a Bran la daga de acero valyrio con la que casi lo matan en la temporada 1, cuando Bran estaba aún convaleciente por la caída de la torre.

Tienen una charla interesante, donde Meñique intenta sonsacarle un poco de lo que ha visto Bran. Su sorpresa es mayúscula cuando hablando del caos al llegar a Invernalia Bran le recuerda una frase que dijo Meñique en el capítulo 3×06, “El caos es una escalera”. Meñique se queda de piedra…

Meera llega para despedirse de Bran y éste le dedica un simple “Adiós” y “Gracias”. Meera no lo entiende: su hermano y Hodor han muerto por él. Ella misma ha arriesgado su vida por Bran. Pero éste parece que ha asumido su nuevo rol como Cuervo de Tres Ojos y digamos que no siente demasiado. Realmente Bran parece haber desaparecido para siempre.

Arya finalmente llega a Invernalia. Sí, después de 6 temporadas vagando, tenemos mega reunión de los Starks.

Pero nadie cree que sea la pequeña Stark. Pide ver a Sansa y se escabulle de los guardias. Sansa, al saber que Arya ha regresado, sabe dónde encontrarla: en la tumba de su padre.

Ambas se abrazan y charlan. Han cambiado mucho. Arya menciona de pasada su lista (la lista de personas a las que matar) y Sansa no le da importancia.

Pero, cuando se acercan al arciano donde está Bran y hablan con él, Bran le pregunta por qué no ha ido a Desembarco del Rey. Arya y Sansa se quedan pasmadas. ¿Cómo sabe Bran eso? Sansa no sabe para qué querría Arya ir a Desembarco. Bran es claro: “Cersei está en su lista”. Para rematar la escena, Bran le da a Arya la daga de acero valyrio que le entregó Meñique. Ella le dará mejor uso.

Con la daga en manos de Arya…¿Tendrá Arya que enfrentarse a algún caminante en el futuro? Ahí lo dejo…

Más tarde presenciaremos una escena que los fans habrán disfrutado de lo lindo. Brienne se encuentra con Arya en un patio de Invernalia y Arya insiste en practicar con la espada, combatiendo contra Brienne ante la atenta mirada de Podrick. Ésta empieza con movimientos de principiante, pero pronto se da cuenta de que Arya no es una principiante…Se baten en duelo, muy igualado, hasta que en el último golpe vuelven a empatar. Sansa y Meñique observan todo desde un balcón. Sansa está muy sorprendida, pues no imaginaba que su hermana fuera tan diestra con la espada.

En Rocadragón, Jon insiste en que Daenerys le acompañe a la cueva de vidriagón. Y lo que encuentran es mucho más que el cristal…¡pinturas rupestres en las paredes! Parecen hechas por los Niños de los Bosques. Y en una de ellas…¡el Rey de la Noche! Así pues, Daenerys empieza a creer a Jon. Le ayudará contra los Caminantes Blancos, pero si él se arrodilla ante ella. Jon le advierte que su pueblo es orgulloso y no querrá una gobernante del sur. Ella le hace la misma pregunta que él le hizo en su día a Mance Ryder: “¿Es más importante tu orgullo que la supervivencia de tu gente?”

Al salir, más malas noticias: Tyrion y Varys comunican a Daenerys la caída de Altojardín y la toma de Roca Casterly.

Daenerys quiere ir con Drogon directamente a Desembarco y quemar la Fortaleza Roja, en un arrebato de ira. Pero en ese momento se vuelve a Jon y le pide consejo. Jon es claro: si quema castillos y asesina gente inocente, no será nada nuevo. Ella, que quiere ser diferente… Daenerys ve que tiene razón y prepara su próximo paso…

Vemos también que Jon y Davos recaban más información sobre Daenerys, gracias a Misandei. Ellos tienen fe en ella y es su “monarca por elección”. Como él en el Norte. Yo creo que empieza a haber temita…

Alguien más desembarca en Rocadragón: Theon. Jon le dice claramente que sigue con vida porque ayudó a Sansa. Mal rollito entre ellos…

Y vamos con el plato fuerte: el plan de ataque de Daenerys. Esta escena épica sin duda es de lo mejor que llevamos de temporada en cuanto a combate se refiere.

Jaime y Bronn quieren trasladar el grano y el resto del dinero de los Tyrell a Desembarco. Pero son interceptados por la horda dothraki y…¡Drogon! con Daenerys en su lomo.

Drogon empieza a escupir fuego y se desata el infierno: hombres quemados y todo destruido. Las simples flechas no parecen hacerle nada al dragón. Jaime entiende que lo único que servirá es el arma de Qyburn. Sí, ya tienen el arma montada y todo (¡qué rapidez!). Así pues Bronn se encamina hacia la mortífera ballesta mientras Jaime evade una y otra vez el fuego del dragón.

Bronn lanza una primera flecha pero no da en el blanco. Daenerys entonces ve la mega flecha y se dispone a quemar la carreta con Bronn. Pero éste es más rápido recargando y dispara un segundo proyectil que sí le da a Drogon en el pecho (más bien en el cuello/hombro). Drogon empieza a dar vueltas en el aire y parece que se va a caer. Pero consigue equilibrarse y quema la carreta de Bronn. Éste consigue escapar saltando en el último momento.

Daenerys baja de Drogon e intenta sacarle la flecha/lanza. Jaime ve a Daenerys desprotegida y corre en su caballo para clavarle una lanza por la espalda (¿os suena eso de Jaime matando a un Targaryen por la espalda?).

Tyrion desde lo alto de la colina observa el caos de la batalla y a Jaime yendo hacia Daenerys. Pero en el último segundo, Drogon se interpone entre Jaime y Daenerys y lanza una bocanada de fuego. Jaime casi es quemado vivo, si no llega a ser por Bronn, que los tira a ambos al río.

 

Anuncios