¡Hola!

Os dejo el recap con comentarios del capítulo 7×02 de Juego de Tronos, titulado Stormborn (Nacida en la tormenta).

Es un capítulo que ha ido de menos a más y ha tenido prácticamente de todo: intriga, emoción, reencuentros, lucha…

Si no queréis saber más, no sigáis leyendo…

Como no podía ser menos y haciendo honor al título, volvemos a Rocadragón, en una noche de tormenta.

Daenerys se ha reunido con su consejo privado y hoy le toca ganarse su sitio a Varys. Daenerys sabe que fue el maestro de los espías quien, a las órdenes de Robert Baratheon, conspiró contra ella e incluso intentó matarla. Pero Varys sabe salir del paso, apelando a que él siempre vela por el Reino, no por el Rey. Varys jura lealtad a Daenerys de nuevo y ésta le hace prometer que le dirá cuándo se equivoca, en vez de conspirar contra ella. Si no, ya sabe lo que le espera… (aliento de dragón).

 

Pero las visitas de Daenerys no quedan ahí…hay una invitada especial esa noche…¡Melisandre! La sacerdotisa roja viene a postrarse ante la Madre de Dragones. Menos mal que Daenerys ya había oído hablar de ella y avisa que sirvió a Stannis Baratheon. Pero hoy Daenerys está dispuesta a perdonar. Sobre todo, si Melisandre viene con buenas ideas: le aconseja que hable con el Rey en el Norte: Jon Nieve.

Tyrion, que no sabía que Jon es Rey en el Norte (se ve que los pajaritos sólo hablan con Varys o no tienen cobertura) y habla a Daenerys en favor de Jon. Así pues, Daenerys invita a Jon a Rocadragón…y le obliga a arrodillarse ante ella.

Jon recibe la misiva de Tyrion y al principio Sansa recela, pero cuando recibe el cuervo de Sam avisando que en Rocadragón hay una montaña subterranea de vidriagón, termina por decidirse: debe ir él mismo en persona.

Lo complicado es decirlo a sus súbditos y abanderados: no quieren que el Rey en el Norte salga del Norte. Aunque Jon les explica que es la única alternativa frente a los Caminantes Blancos y que los dragones son un recurso muy valioso, no dan su brazo a torcer. Incluso Sansa también parece ir en contra de él. Pero la idea es no dejar el Norte desamparado: en su ausencia, Sansa gobernará el Norte. Ahí vemos que Sansa deja de protestar y Meñique parece estar más contento (no son listos ni nada).

Aun así, Meñique no pierde oportunidad para hablar con Jon y volver a dejar claro su amor por Catelyn Stark y por Sansa. Jon se comporta como en su día Ned Stark, agarrando a Meñique y amenazándolo con matarlo si toca a Sansa. ¿Deja vu? Esperemos que Jon acabe mejor que Ned…

Bien, dejamos el Norte y nos vamos con Cersei. Ésta ha reunido a las pocas casas que aún le son fieles: entre ellas, la casa Tarly (sí, la casa de Sam). Aunque pinta a Daenerys como el Apocalipsis de Poniente, no se ven muy convencidos de luchar contra la Madre de Dragones.

Pero nada mejor que Jaime haciendo acuerdos y prometiendo un cargo para que Tarly se lo piense mejor.

Qyburn, el maestre de Cersei no ha estado ocioso: ha inventado una megaballesta para matar dragones. Y nada mejor que practicar que el cráneo de Balerion, el enorme dragón de Aegon, que aguarda en las catacumbas de Desembarco del Rey. ¡Drogon, ponte a cubierto!

Daenerys reúne a sus aliados: Dorne, Greyjoy y Tyrell para comunicar su plan. Se nota que Tyrion está aconsejándola porque su plan de ataque no es un ataque directo. Planea sitiar Desembarco del Rey con un ejército de aliados, mientras que los Inmaculados irán a Roca Casterly para hacerse con ella y minar el poder Lannister.

Dorne y los Greyjoy parecen querer guerra abierta, pero se conforman. Lady Olenna, más vieja y con más vivido, le dice que se comporte como un dragón (es decir, que no se deje aconsejar tanto por Tyrion y vaya más a la acción).

Vemos una escena de amor un tanto gratuita entre Misandei y Gusano Gris. Y digo gratuita porque sabiendo que Gusano Gris es un Inmaculado, poco podrán hacer…Pero bueno, sabemos que entre ellos ha surgido el amor…

Sam, en Antigua, conoce oficialmente a Jorah Mormont y vemos que la psoriagrís ha avanzado muchísimo. El archimaestre le da a Jorah la única opción posible: que él mismo acabe con su vida. Aunque Sam conoce el caso de Shireen, hija de Stannis, cuya psoriagrís se detuvo siendo niña, éste no parece ser el caso.

Siendo Jorah quien és, hijo del buen lord Comandante Mormont, Sam sigue investigando: el archimaestre Phylos al parecer logró en su día una cura. Así pues, y aun a riesgo de contagiarse él, inicia secretamente el tratamiento a Jorah. ¡Que Sam no se contagie!

Arya, en su camino hacia Desembarco, entra en la posada donde trabaja…¡Pastel Caliente! Hablan y el chico reconoce que Arya está cambiada. En su conversación surge que ahora hay un nuevo Rey en el Norte, Jon Nieve. Y Arya, con esta información, deja su camino hacia Desembarco y pone rumbo a Invernalia.

En el camino, se reencontrará con una vieja amiga…¡Nymeria! Su loba huargo parece reconocerla, pero al haber estado tan salvaje, ya no parece que quiera nada con la pequeña Stark. Una lástima…

En la recta final del capítulo pasamos a la acción: Dorne y los Greyjoy van hacia Desembarco pero una flota les sale al encuentro en la noche…¡Euron!

El mayor de los Greyjoy les tiende una emboscada en toda regla y se lleva a Ellaria y mata a dos de las Serpientes de arena. Coge también a Yara como prisionera y hace frente a Theon, el cual salta por la borda para evitar la lucha. ¡Ay Theon! La flota Greyjoy/Dorne ha sido destruida. Primera derrota para Daenerys.

Así pues parece que el regalo para Cersei va a consistir en esto: Ellaria y a una de sus hijas y Yara Greyjoy. Además, Ellaria mató a Myrcella. No veo un brillante futuro para Dorne…

¿Lo habéis visto?

¿Os ha gustado?

Dejadme vuestros comentarios.

 

Anuncios