¡Hola!

Hacía tiempo que no escribía una entrada de este tipo y aprovechando que he visto hace poco Ghost in the Shell, quería escribir qué me ha parecido.

Esta película está basada en el manga homónimo de Masamune Shirow.

De dicho manga también salieron 4 videojuegos.

Si pensáis que ésta es la primera adaptación cinematográfica de dicho manga, estáis equivocados. Ya ha habido 3 películas antes que ésta (1995, 2004 y 2015) y también series de televisión. Aunque claro, todas son de animación. Ninguna con actores de carne y hueso.

Por tanto, el listón estaba alto. Si bien hay muchas cosas que se pueden ver en la animación de hoy en día, es más difícil de trasladar a una película con actores.

Pero en mi opinión, la ambientación y los efectos especiales de este nuevo Ghost in the Shell están muy a la altura, siendo una delicia ver algunas escenas.

¿Cuál es el argumento de Ghost in the Shell?

Pues en un futuro donde cada vez con más frecuencia la humanidad hace uso de partes robóticas, para mejorar su propia vida, hay una sección especializada en crímenes cibernéticos, la Sección 9. Como miembro de esa sección tenemos a la Mayor Mira (Scarlett Johansson), la primera de su especie: cerebro humano y cuerpo totalmente biónico. Al parecer ha sido la primera persona que ha sobrevivido a la inserción de un cerebro en un cuerpo mecánico. Pero empiezan a sucederse una serie de asesinatos relacionados con la empresa Hanka Robotics, líder en avances cibernéticos. A medida que avanza en su investigación, empezará a descubrir detalles de ella misma que desconocía…

En cuanto a los protagonistas, tenemos a Scarlett Johansson como la Mayor Mira, agente especial con habilidades especiales por ser una cyborg. Scarlett cumple su papel aunque no deja de ser una interpretación un tanto fría durante casi todo el metraje de la cinta. Y es que el adjetivo “fría” es casi como describiría a esta película. La evolución de este personaje es lo que centra casi toda la cinta y es el personaje sobre el que orbitan el resto de personajes.

Por otro lado tenemos a Juliette Binoche como la doctora Ouelet. Esta científica y “madre” por así decirlo de la Mayor Mira aparece poco en pantalla, pero cada vez que aparece se nota. Y Binoche cumple su función a la perfección, mientras te cuestionas su personaje como científica y como persona.

Michael Pitt interpreta al misterioso Kuze, ese ciber-terrorista que es el objetivo principal de la Sección 9 y de Mira. Pero como todo villano, tiene muchas caras y al ir descubriendo poco a poco a este personaje también descubrimos cosas sobre Mira. Además, cada vez que aparece Michael Pitt en pantalla, hace suya la escena completamente, no sabiendo si sentir pena u odio por su personaje.

Takeshi Kitano interpreta a Daisuke Aramaki, amigo de La Mayor y uno de sus más acérrimos defensores. Tiene sus momentos de lucimiento y se agradece contar con este personaje, tan “a la vieja usanza”.

En cuanto a la música, obra de Clint Mansell, tiene su tema principal, de toques futuristas. Y aporta fuerza en algunas escenas que lo necesitan. Tampoco es que pase a la posteridad o la recuerdes después de verla, pero acompaña a la película.

Como balance global, os digo que si os gustan las películas de ciencia ficción, déis una oportunidad a esta película. Trata mucho el tema de la inteligencia artificial y hace un ejercicio de filosofía y de moralidad que es bastante interesante. Pero, para mi gusto, es en ocasiones demasiado fría. No empatizas del todo con los personajes hasta pasada la mitad del metraje. Pero los efectos especiales están muy cuidados. Así que si sois fans del género, echadle un vistazo.

¿La habéis visto? ¿Qué os ha parecido? Dejadme vuestros comentarios.

¡Hasta pronto!

 

 

Anuncios