¡Hola!

Hoy quería dejaros la crítica de una película que he visto hace poco.

La gran muralla es la última película de uno de los más aclamados directores chinos: Zhang Yimou.

 

Protagonizada por Matt Damon y Pedro Pascal, y contando con un secundario como Willem Dafoe, uno espera más de lo que realmente ofrece.

Pues la historia es bastante simple:

Dos mercenarios (Damon y Pascal) buscan, como otros tantos, la tan deseada “pólvora negra” china, para poder comerciar con ella y hacerse ricos. Pero, al llegar a la Gran Muralla, se topan con algo que no esperaban.

Allí, los comandantes y generales del ejército chino, entre ellos la comandante Lin Mae (Tian Jing) deben hacer frente a una amenaza sobrenatural, unas criaturas surgidas tiempo atrás que amenazan con atravesar la muralla y acabar con la población.

Los mercenarios deberán, por tanto, sopesar si quedarse y ayudarles o bien seguir su camino…

Los personajes y las situaciones son bastante predecibles. Damon y Pascal tienen buena química y hacen creíble el papel de mercenarios hastiados y cansados que han vivido ya muchas historias juntos y sólo quieren hacerse ricos.

Tenemos al personaje de William (Damon) que aunque ha tenido una vida difícil y siempre ha optado por el camino fácil, vemos que tiene un fondo noble y valiente. Un héroe nato.

Pero da la sensación de haber visto antes esta trama de héroe inesperado anteriormente conocido por ser un bandido o un soldado sin honor, por ejemplo en El último samurai.

Tovar (Pascal) es un hombre más pragmático, leal a su amigo, pero que no deja de tener presente su objetivo final: la pólvora negra.

Ballard (Willem Dafoe) es un personaje que no tiene demasiada profundidad. No sabemos ni su vida ni nada por el estilo. Sólo sabemos que es otro occidental que lleva muchos años en la muralla. Pero Willem Dafoe está desaprovechado en este personaje y apenas vemos un atisbo de él.

¿Qué merece realmente la pena de la película?

Pues si conocéis algo de Zhang Yimou (La linterna roja, La joya de Shanghai, La casa de las dagas voladoras, La maldición de la flor dorada, etc), sabréis que en todas sus películas el color es un personaje más. Aquí, sin duda, el color es el gran protagonista. Desde el desierto, las montañas, los uniformes de los soldados (distintos según su cometido), las flechas, los monstruos…todo desprende una vitalidad y trasciende la pantalla.

Y, por supuesto, las escenas de lucha con las bestias, haciendo mención a la primera batalla que vemos. Sin duda, despierta tu interés y lo mantiene muy alto durante bastante tiempo, pues juega con la cámara lenta, las secuencias con planos pegados a los soldados, viendo lo que ellos ven…

La música, a cargo de Ramin Djawadi (Juego de Tronos), cumple al dotar de fuerza a las escenas de lucha.

Por ello, si esperáis una película impredecible y buenos personajes, os decepcionaréis. Pero si lo que esperáis es simplemente una película de acción, con buenas escenas de lucha y efectos visuales, sí es vuestra película.

¿La habéis visto?

Dejadme vuestras opiniones en los comentarios.

Anuncios